ORCHESTA GUAYACAN

La historia musical de Guayacán empieza en 1983, cuando Alexis Lozano decide partir cobijas con Jairo Varela y abandona el Grupo Niche, del que también fue su creador y director artístico.

 

En 1986 Lozano empieza a escribir su propia historia musical. Una historia que llegó a sus bodas de plata y que lleva 18 álbumes con dos, tres y hasta cuatro temas exitosos en cada producción. Ese año, Guayacán produce su primer álbum, ‘La hora de la verdad’ del que pegó ‘Vas a llorar’, el primer tema de la Orquesta Madera de Colombia que enamoró a los caleños.

Un año después aparece el segundo álbum, pegajoso y con sonido propio, que aumenta el prestigio logrado con el primero. Incluyó temas como ‘Por bocón’, ‘Son cepillao con minué’, ‘Vete’ y ‘Nostalgia africana’.

 

El profesor Alejandro Ulloa sostiene que estos dos primeros trabajos discográficos son los mejores, porque ahí está Guayacán tocando salsa desde la chirimía chocoana y desde el folclor del Pacífico y contiene elementos como la contradanza y ritmos afrocolombianos.

 

De hecho, Alexis Lozano reconoce que el tercer álbum que sale en 1988 trae una propuesta de salsa romántica, propia de la época, que no tuvo mucho éxito entre la gente acostumbrada a un golpe más fiestero y contundente. ‘Teresita’ es tal vez el tema más destacado de ese momento.

 

A partir de esta experiencia, Lozano hace una reestructuración en su orquesta. Introduce cambios sustanciales en su equipo y aparece Nino Caicedo, un personaje clave en la historia de Guayacán.

 

Nino había compartido con Alexis sus pininos musicales de infancia en el Chocó y llegó a Guayacán hacia 1989 a poner “las cosas a otro precio”, como dijo un analista, con un álbum lleno de nueva poesía y sentido melódico. Con “más fuerza”, comenta hoy Alexis.

 

‘Cocorobé’ fue el éxito de esa cuarta producción, un tema que vuelve por las raíces melódicas de la orquesta y que logró ser éxito en sur y Centroamérica y le permitió alcanzar reconocimiento internacional. ‘La más bella’ también pegó en este LP.

 

Pero como no hay quinto malo, es justamente la quinta producción la que se lleva todos los honores y muestra la calidad y sabor de Guayacán. ‘Vestido bonito’, ‘Guitarra y tambó’, ‘Yolanda’, ‘Como una hoguera’ y ‘Mi muchachita’ son los éxitos de este larga duración.

 

‘Mi muchachita’ ocupó durante seis meses los primeros lugares en las emisoras de Venezuela, Colombia y América Central. Dentro del país, le abrió a Guayacán la puerta de públicos esquivos en la Costa Atlántica, Antioquia, el Viejo Caldas y los Santanderes.

 

Pero su consagración llegaría en el sexto álbum ‘Sentimental de punta a punta’. La dupla de Alexis y Nino produjeron un disco para la historia con temas como ‘Oiga, Mire Vea’, que se convirtió en himno musical para Cali.

 

En la misma producción están ‘Invierno en primavera’ que traspasó las fronteras de Estados Unidos y Europa, ‘Te amo, te extraño’, ‘Cada día que pasa’, ‘Un amor a cuenta gotas’, entre otros, todos temas de la inspiración de Nino Caicedo con los arreglos musicales de Alexis Lozano.

 

En los años 90 Guayacán modifica su sonido, graba temas como ‘Torero’ con la voz de Cali Alemán, corista de la Fania y hace cortes como ‘Guayacán pasodobles’, ‘Guayacán currulao’, y ‘Guayacán mix’.

 

‘Cuando hablan las miradas’ y ‘Carro de fuego’ son sus mayores éxitos de los últimos años, con un golpe musical contemporáneo Y ahora, tocando madera, recoge 25 éxitos con cantantes invitados para celebrar sus 25 años.

 

Biografía cortesía de el pais.com.co